Medina Azahara (Córdoba)

Situada en los pies de Sierra Morena, a unos 8km de Córdoba, se encuentra Medina Azahara. Supuestamente fue Abd-al Rahman III quien mandó construirla en el 937 d.C., pasados ocho años de reinado. Pese a ello, algunos estudios aportan evidencias que indican que la Medina Azahara tuviera origen en el intento de fomentar la creación del Califato Independiente de Occidente con una imagen fuerte y poderosa por ser uno de los mayores reinos medievales de Europa. “La ciudad se dispone en tres terrazas rodeadas por una muralla, situado el Alcázar Real en la más superior y la intermedia. La zona más baja se reservó para viviendas y la mezquita, edificada extramuros. Las fuentes históricas apuntan a la participación de unas 10.000 personas que trabajaban diariamente en su construcción. Abd al-Rahman no escatimó en materiales para lograr el efecto buscado: la insignia del poderoso reino que gobernaba”. Los materiales empleados son, pues, mármoles violáceos y rojos, oro y piedras preciosas. Además, se tuvo que disponer de un trabajo artesanal por parte de expertos canteros.

“Parte del alcázar tenía carácter público y era donde se sucedían las visitas oficiales. En la parte más alta se sitúa el Salón Alto, dispuesto en cinco naves con arcadas. Más abajo se encuentra el Salón Rico. La estancia se divide en tres naves con arcos de mármol rojo y azulado, siendo las laterales ciega y abierta a la central. La decoración de ataurique (motivos vegetales labrados) y la riqueza de los materiales han configurado el nombre del engalanado recinto, completado con baños y abierto al Jardín Alto, de gran hermosura. Se desarrolla este jardín en cuatro zonas, quedando el punto de intersección ocupado por un pabellón y cuatro albercas. Una de éstas, la enfrentada al Salón Rico, ha pasado a la leyenda por cobijar en su interior mercurio y bañar el grandioso recinto con destellos de mil colores. Un complejo de calles en rampa empinada nos conducen al gran pórtico oriental, por donde accedían las grandes embajadas que recibía el califa. Delante del mismo se abría una gran plaza en la que se concentrabajn las tropas y el personal de las ceremonias protocolarias. A extramuros de la medina se emplazó la mezquita, levantada en poco más de un mes. “Este solemne recinto sufrió grandes destrozos a través de las sucesivas guerras que asolaron al-Andalus a principios del siglo XI, transformando en ruinas Medinat al-Zahra. El esfuerzo por crear una ciudad ideal tan sólo duró setenta años, efímera vida para la que fuera ‘favorita’ del primer día”.

Anuncios

Acerca de Latitud91

Latitud91 es una nueva forma de buscar un restaurante, o un pequeño pueblo perdido, o un bonito lugar...
Esta entrada fue publicada en Turismo y actividades. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s