Porque Salamanca es universal

Son muchas las ciudades españolas de un atractivo turístico indudable. Hoy en Latitude91 hemos decidido irnos cerca de Madrid: a 212km de la capital del país está Salamanca.

La ciudad

La UNESCO la declaró en 1988 Patrimonio de la Humanidad y, en 2002, se convirtió en Capital Europea de la Cultura. No es de extrañar, entonces, que Miguel de Cervantes escribiese: “advierte hija mía, que estás en Salamanca. Que es llamanda en todo el mundo madre de las ciencias. Y que de ordinario cursan en ella y habitan diez o doce mil estudiantes. Gente moza, antojadiza, arrojada, libre aficionada, gastadora, discreta, diabólica y de buen humor”.

Salamanca es la ciudad universitaria por excelencia. De hecho, la Universidad de Salamanca fue la primera que se creó en nuestro país y una de las más antiguas del conjunto del continente europeo. Tantos han sido los grandes pensadores que han surgido de ella que, incluso, fue allí donde nació la primera Gramática de la Lengua Española en el siglo XV que, más tarde, serviría para la expansión de nuestra lengua por todo el mundo.

La Universidad

Pese a que se fundó en 1218, sus orígenes datan de 1130 y el primer reconocimiento oficial es un documento de Alfonso IX de León de 1218. Es por eso que el próximo 2018 se celebrará el VIII centenario de la Universidad.

El edificio tiene una planta cuadrada y cuenta con un patio central. La fachada se caracteriza por el estilo plateresco. Por lo que respecta a los edificios que están cerca de la Universidad, las Escuelas Menores, presentan similares analogías artísticas y, una de ellas, conserva en una de las aulas el techo que fue pintado por Fernando Gallego.

Detalle de Diputación de Salamanca realizado con piedra franca - Fuente: http://www.lasalina.es/turismo/emociones/emociones9/imagenes/noticia6/foto2.jpg.

Detalle de Diputación de Salamanca realizado con piedra franca – Fuente: http://www.lasalina.es/turismo/emociones/emociones9/imagenes/noticia6/foto2.jpg.

Piedra franca

Es más conocida como piedra de Villamayor. Se trata de una de las características de las construcciones salmantinas que más la definen. Cuando se pone el sol, las paredes de los monumentos se vuelven color oro gracias a este material. Tanto los edificios antiguos como los modernos se han construido con esta piedra. El secreto del material reside en el hecho que es tierno y permite hacer auténticas filigranas y en su contenido en hierro que, al oxidarse por el contacto con el aire, ilumina la ciudad con un reflejo dorado especialmente espectacular al atardecer.

En Latitude91 podréis encontrar información sobre algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad castellana, como por ejemplo La Catedral Nueva de la Asunción de la Virgen.

Anuncios

Acerca de Latitud91

Latitud91 es una nueva forma de buscar un restaurante, o un pequeño pueblo perdido, o un bonito lugar...
Esta entrada fue publicada en Historia, Turismo y actividades y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s