Málaga, hay que sentirla

Seguimos en España y, del norte, nos venimos al sur. Porque, con este frío, lo que necesitamos es un poquito del calor del sur y de la calidez de su gente. Nos quedamos en Málaga para explicaros qué podéis visitar en esta maravillosa provincia andaluza.

Alcazaba

Ya sabemos que España ha recibido siempre una gran influencia musulmana a lo largo de la historia. La Alcazaba malagueña es un palacio fortaleza que construyeron los gobernantes musulmanes en el siglo XI. Los tres muros concéntricos que la ciñen conforman si principal característica. El objetivo de estos era asegurar la máxima seguridad.

La planta es muy irregular. De hecho, tiene estancias a diferentes niveles con la finalidad de poderse adaptar al terreno. Consta de dos recintos amurallados. En uno de ellos destaca el Arco del Cristo, que fue utilizado como capilla, y el Patio de Armas, que hoy es un jardín árabe. En el otro recinto destaca la zona palaciega y sus tres patios. Además, cuenta con una arquería califal que nos permite acceder a dos torres con columnas de mármol de la época y que nos regala maravillosas vistas de la ciudad. La Alcazaba cuenta también con el Castillo de Gibralfaro. Data del siglo XIV y tenía la función de dar cobijo a las tropas y proteger la fortaleza.

Catedral de Málaga

El nombre real de esta construcción religiosa es Santa Iglesia Catedral Basílica de la Encarnación. Si algún título se ha ganado el edificio es el de joya renacentista española. Se encontraba en territorio musulmán pero, tras conquistarlo en 1487, los Reyes Católicos ordenaron la construcción de un templo católico. La construcción comenzó en 1528, con un estilo marcadamente Gótico. El proyecto evolucionó hasta convertirse en un edifico renacentista en el que participaron Diego de Siloé y Andrés de Vandelvira. Las obras terminaron en 1782, cuando se le añadieron algunos elementos barrocos.

En 1937 fue declarado Monumento Histórico Artístico y, en junio de 1985, se la catalogó como Bien de Interés Cultural en categoría de Monumento. Y, desde luego, no es para menos. Cada uno de sus detalles, exteriores e interiores, son dignos de admiración.

Teatro Romano

Es inevitable hablar de la mezcla cultural por la que han pasado nuestras ciudades. El Teatro Romano de la ciudad andaluza data del siglo I d. C. Se sitúa al pie de la Alcazaba y lo descubrieron hace poco, concretamente en 1951. Las funciones de teatro duraron sólo hasta el siglo III. Más tarde, los musulmanes lo utilizaron como cantera de materiales para reestructurar la Alcazaba: por eso en el interior de la fortaleza palaciega encontramos algunos capiteles y fustes propios de los romanos. 

Anuncios

Acerca de Latitud91

Latitud91 es una nueva forma de buscar un restaurante, o un pequeño pueblo perdido, o un bonito lugar...
Esta entrada fue publicada en Historia, Turismo y actividades y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s